Inicio Deportes Transgénero (hombre que se siente mujer) va por el oro de las...

Transgénero (hombre que se siente mujer) va por el oro de las mujeres

422

Comité Olímpico de Nueva Zelanda publicó este lunes la lista de deportistas que participarán en los Juegos Olímpicos de Tokio, entre los que se encuentra la halterófila Laurel Hubbard, quien será la primera atleta transgénero (hombre que se siente mujer) en acudir a una cita olímpica.


«Me siento agradecida por la amabilidad y el apoyo que me han brindado tantos neozelandeses», dijo Hubbard, de 43 años de edad y quien comenzó en 2012 su proceso de reasignación de sexo, en un comunicado.

El organismo olímpico neozelandés remarcó que Hubbard cumplió con los criterios de elegibilidad de la Federación Internacional de Halterofilia, el Comité Olímpico Internacional (COI) y el de Nueva Zelanda, incluyendo los referidos al cambio de sexo.

Imagen«Reconocemos que la identidad de género en el deporte es una cuestión muy sensible y compleja que requiere un equilibrio entre los derechos humanos y la equidad en el terreno de juego», indicó Kereyn Smith, director general del Comité Olímpico de Nueva Zelanda.

Reconocemos que la identidad de género en el deporte es una cuestión muy sensible y compleja que requiere un equilibrio entre los derechos humanos y la equidad en el terreno de juego, dijo Kereyn Smith, director general del Comité Olímpico de Nueva Zelanda.

Hubbard, quien ganó una medalla de plata en los Campeonatos del Mundo de 2017 en la categoría de +90 kg, ya tenía asegurada una plaza olímpica al quedar en séptima posición en el ranking de la categoría +87 kilos y ser la primera halterófila de Oceanía en la lista final de la Federación Internacional de Halterofilia.

«Cuando me rompí el brazo en los Juegos de la Commonwealth hace tres años, me dijeron que mi carrera deportiva probablemente había llegado a su fin. Pero su apoyo, su ánimo y su aroha (amor, en maori) me llevaron a través de la oscuridad», precisó.

Candidata a medalla
El mejor registro de Hubbard en el total olímpico es de 285 kilos, lo que la coloca entre las favoritas y con posibilidades de colgarse una medalla en la capital japonesa.

La atleta kiwi ya practicaba la halterofilia cuando aún era hombre y se llamaba Gavin. De hecho, llegó a tener varios récord juveniles neozelandeses en la categoría de +105 kilos.

En 2015 el COI publicó unas pautas que permiten a cualquier atleta transgénero competir como mujer siempre que sus niveles de testosterona estén por debajo de 10 nanomoles por litro durante al menos 12 meses antes de su primera competición.
La presencia de Hubbard en los Juegos ha generado una enorme controversia y no han sido pocas las voces que han criticado que el COI permita que compita contra las mujeres, al considerar que tiene ventaja por su desarrollo muscular como hombre.

La halterófila belga Anna Van Bellinghen, medallista europea, calificó la situación de «broma de mal gusto» y hasta la ex halterófila neozelandesa Tracey Lambrechs se ha mostrado en contra de que se le permita competir.Siendo Hombre batio varios recordos de levantamiento de peso