La Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) logró detectar y desarticular una red de empresas que se dedicaba a la venta de facturas falsas mediante un exhaustivo trabajo de investigación y posterior allanamiento. La dependencia del Ministerio de Hacienda estima que este sistema de estafa representaba una evasión impositiva de al menos 100.000 millones de guaraníes.

Por lo que manifestó el viceministro de Tributación Oscar Orué, el allanamiento fue realizado el día de ayer en conjunto con la Unidad Anticorrupción del Ministerio Público, en la sede del estudio contable GSM, ubicado en la ciudad de Luque. Allí se identificó a unas 52 empresas dentro de este esquema y unas 190 personas físicas y jurídicas que adquirieron las facturas falsas.

Se hicieron allanamientos simultáneos en una casa de Luque y una imprenta en la ciudad de Asunción, donde se detectó un posible esquema de evasión importante donde se vendían presumiblemente facturas de contenido falso, expresó el titular de la SET.

Esta denominada “red fantasma” fue descubierta gracias a un proceso de investigación que realizó la Administración Tributaria durante varios meses, así como el uso de tecnología a través del código IP para identificar el lugar desde donde se realizaban las operaciones, informaron desde el Ministerio de Hacienda.

Las investigaciones prosiguen y el monto que fue detectado como evasión impositiva con la práctica ilegal a la que se dedicaban podría arrojar resultados en cerca de 100.000 de guaraníes en concepto de evasión.