La semana pasada, se realizó la segunda reunión bilateral virtual sobre las condiciones hidrológicas del río Paraná en la que definieron una nueva operación en la represa de Itaipú para posibilitar la navegación del río Paraná. En la misma acordaron aumentar el caudal de agua desde la fecha para garantizar la navegabilidad de barcazas.

La novedad es que tratarán de aumentar la producción de energía antes que proceder a la apertura del vertedero para aprovechar al máximo el poder de las turbinas mientras que recuperan el nivel aguas debajo de la represa.

El caudal de agua que pasará a ser utilizado tiene un volumen de aproximadamente siete y medio millones de litros de agua por segundo hasta el viernes y siete millones de litros por segundo los fines de semana.

La medida ayudará al transporte de aproximadamente 100 mil toneladas de soja desde barcazas que viajan con rumbo a puertos de salida en Uruguay y Argentina por el río de la Plata, que debido a los bajos niveles se creaban situaciones de dificultosas a la hora de mover la logística granelera desde puertos ubicados sobre el Paraná.

La operación durará aproximadamente 13 días y afectará a unas 104 barcazas divididas en ocho convoyes que operarán desde el próximo 11 de agosto aprovechando la altura que pretenden realizar desde la binacional compartida entre Paraguay y Brasil para facilitar la navegación.

Esta es la segunda situación similar que se realiza el presente año ya que la primera fue entre el 18 al 29 de junio pero con la diferencia que en la primera se tuvo que recurrir a la apertura del vertedero que elevó en casi tres metros al nivel del río compartido entre Paraguay, Brasil y Argentina. Esa primera experiencia posibilitó el movimiento de aproximadamente 170 barcazas cargadas de soja que fueron transportadas con facilidad mientras duró aquella experiencia, informó la Itaipú Binacional.